Parroquia de San Pedro "El Viejo"

Cuando se habla o se escribe de la iglesia de San Pedro el Viejo, se elogia particularmente su valor histórico-artístico. Sin embargo, sus sacerdotes apreciamos un aspecto más noble y eclesial: su familiaridad.

San Pedro el Viejo es un templo familiar y acogedor en su fábrica: recios muros que lo protegen de los rigores del invierno y del verano, ábsides semicirculares que evocan la figura humana (hombro, cabeza, hombro; si bien la cabeza está cubierta por el majestuoso retablo), bóvedas de canón que parecen acunar a los fieles, luz difuminada imprescindible para el intimismo y el diálogo con Dios.

La mesa del altar del presbiterio no dista ni seis metros de los bancos, lo que propicia una comunión íntima del celebrante y la asamblea. El coro, al pie de la Iglesia, tiene la elasticidad y el calor de la tarima; la altiva verja lo hace discreto y es el lugar preferido por los humildes.

La capilla del sagrario es la de los Santos Justo y Pastor. Creemos que Jesús se siente muy feliz junto a los cuerpos de estos ninos que dieron la vida por Él. Ahí se celebra la Eucaristía los días laborables y su carácter recoleto hace revivir la atmósfera de la Última Cena.

Algunas personas dicen con franqueza que asisten los días festivos a nuestras misas porque no pasan de la media hora, aún con cantos. A propósito cuando suena el órgano todos respiramos la música exultante.

La familiaridad se acentúa en las celebraciones extraordinarias. ?Por qué si no quieren casarse en nuestra parroquia tantos novios y tantos padres desean bautizar a sus hijos? La misa del Gallo tiene el complemento del ágape navideno. La vigilia pascual, la degustación posterior del cordero asado. Y a la procesión de Ramos por el claustro acude un ejército de ninos de toda la ciudad con los ramos de olivos como armas.

Armonía y proximidad en el grupo de senoras que limpian gratuitamente la iglesia los viernes. Y en el grupo de Vida Ascendente, que se reúnen los jueves. La fiesta de San Pedro, la novena de la Virgen del Carmen, el triduo de San Úrbez... hay tantas vivencias...

San Pedro el Viejo, iglesia abierta. Va recibiendo a diario un goteo de turistas, que en los meses de verano son auténticos chaparrones.

San Pedro, la casa más solariega de Dios en Huesca.

San Pedro, donde se hunden las raíces de nuestro ser aragonés, donde los oscenses nos sentimos descendientes de los antiguos reyes aquí enterrados, Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje.

Horarios de culto

Lunes a Sábados de 9:30 a 20:00 horas
Domingos: 9:30, 10:30 y 12:30 horas

Atención horario parroquial

Lunes a sábados de 18:00 a 20:00 horas

Equipo parroquial

Párroco: D. Ángel Lasierra

Teléfono: 974 222 387
Plaza San Pedro s/n
sanpedroelviejo@telefonica.net

Cofradías con sede en San Pedro

- San Urbez
- San José y Santa Ana
- Conferencias de San Vicente de Paul

Parroquia

- Habitantes: 1126
- Edificios religiosos: Iglesia de San Vicente el Real, Companía de Jesús
- Santos vinculados:
   San Pedro, pontífice, titular de la iglesia
   San Vicente Mártir
   Santos Justo y Pastor (Alcalá de Henares), se conservan las reliquias

E-Mail / Aviso legal / Textos: Asociación Obreros de San Pedro / Fotos: Fernando Alvira / Paneles de los Reyes de Aragón: GRAPHOS / Planimetrías: Javier Ibargüen y Ricardo Marco, Estudio Informativo, descriptivo y analítico del Conjunto de San Pedro el Viejo (Huesca) / Desarrollo Web: INPQ 2010