Recorrido monumental por Huesca (Ruta 2)

PLAZA DE D. LUIS LÓPEZ ALLUÉ (también llamada Plaza del Mercado). El conjunto de soportales en todo el entorno de la misma le da cierto empaque. Se construyó en la 2ª mitad del Siglo XIX, según trazado de Hilarión Rubio (1856); y en ella estuvo el mercado municipal ocupando todo el centro de lo que hoy es espacio abierto.

Destacan entre los establecimientos que hay en los porches de estos edificios alrededor de la plaza: el comercio de “La Confianza” con pinturas del afamado León Abadías del último tercio del Siglo XIX muy bien conservadas, así como su bodega; la sede central de la CEOS (Confederación Empresarial Oscense), edificio que fue proyectado en 1904 por Vicente Filló para los Jesuitas, y que en estos últimos años del Siglo XX ha sido muy bien restaurado.

Desde la Plaza podemos dirigirnos a la Calle Moya o a la Calle Sancho Abarca para seguir por la Costanilla Lastanosa al Coso donde nos encontraremos con la:

IGLESIA DE SAN VICENTE EL REAL O LA COMPAÑÍA DE JESÚS.- Así denominada por pertenecer a la Congregación de los Jesuitas desde el Siglo XVIII. Dedicada a San Vicente, patrón de Huesca, pues existe la creencia de que nació en este lugar; hay una imagen en su fachada principal y otra en el arco, formando un coro, que se apoya en lo alto entre la Iglesia y la Costanilla, por donde estaba la Puerta Nueva de entrada y salida de la antigua muralla.

Esta iglesia, incorporada en el Coso, se levanta sobre otra anterior románica, y será la nueva construcción dentro del recinto urbano en el Siglo XVIII, con lo cual se remodeló el entorno demoliéndose una parte de la muralla. Tiene planta de cruz latina, compuesta por atrio, crucero, y presbiterio, capillas comunicadas y galerías en alto. Cubierta con bóveda de cañón con lunetos, y bóvedas de arista en las capillas. Su disposición es de estilo barroco en el interior con pilastras y cornisa corrida en el arranque de las bóvedas. El exterior de ladrillo da aspecto austero, está dividido verticalmente por leves pilastras, rematado con frontón y flanqueado por dos cuerpos laterales, uno de ellos con torre realizada más tardíamente. El pórtico de la entrada está construido en piedra mediante arco de medio punto adovelado en el que se abre una hornacina decorada.

Lindando con la Iglesia se encuentra el edificio del antiguo Banco de España (hoy Juzgados) pieza singular de tres plantas, con acceso bajo un balcón abalaustrado. Una construcción ecléctica en ladrillo con piezas molduradas en sus impostas y en ventanas con remate almenado sobre galería de arcos de medio punto. Eduardo de Adaro fue su constructor entre 1902 – 1904.

Entre este edificio, el Coso y la Calle Moya se encuentra el de Correos y Telégrafos realizado por Eladio Laredo entre 1928 y 30. Construcción historicista con chaflán visto al Coso para entrada principal. Fachada de ladrillo en tres plantas, con zócalo en piedra que al interior constituye el semisótano. Parece un palacete renacentista por sus huecos arqueados de la planta baja y por su galería superior de arcos de medio punto bajo un alero entramado sobre canetes dando fin a su eclecticismo.

Pero en esta parte del Coso Alto sí podemos observar antiguas CASAS – PALACIO que correspondieron a familias importantes de la ciudad de época renacentista, que van a representar la mejor arquitectura civil dando realce a esta vía principal.:

CASA PALACIO DE LOS CLIMENT.- Situada frente a la actual Plaza Lizana (antigua puerta Remián de la muralla) es una de las casas palacio señoriales que se conservan en la ciudad. Hoy es el Colegio de Santa Ana. Su fachada es renacentista de la segunda mitad del Siglo XVI; destaca su decoración de grandes ventanales en la primera planta y ornamentación plateresca con medallones y galería de arcos de medio punto bajo un gran alero de madera artesanal estilo aragonés.

La capilla adosada a esta casa palacio es de estilo historicista (1902),neorrománica de una sola nave, con un rosetón central y un pórtico de entrada con tímpano y arquivolta singulares.

CASA PALACIO DE LOS OÑA.- Muy cerca de la Casa de los Climent está situada frente al Teatro Olimpia, y hoy es la sede central de Ibercaja. Este palacio de nobles data del Siglo XVII. Destaca su fachada de ladrillo caravista y un último piso con ventanas de arcos de medio punto y un alero estilo renacentista aragonés. Su portada principal es de piedra, adintelada y flanqueada por pilastras.

En su ángulo izquierdo mirando al edificio se abre la Plaza de la Inmaculada con escultura imagen de la Virgen en su centro rodeada de un jardincillo.

Frente a esta casa palacio se encuentra el Teatro Olimpia realizado por Bruno Farina y Enrique Vincenti en 1925, edificio de tendencia arquitectónica ecléctica y adscrito a cánones neoclásicos vinculados a su función interior. No hay ningún otro edificio que consiga tan bien un impacto semejante en esta vía principal del Coso, por la ruptura con su entorno cercano, su composición de templo hexástilo con esas medias columnas estriadas de orden jónico sobre basa y pedestal y por su entablamento coronado por ese frontón triangular con el escudo de Huesca en su centro. El interior es también clasicista con decoración jónica y ornamentos de estilo decó.

En estos momentos el Teatro pertenece a la Fundación Anselmo Pié y ha finalizado su restauración y ampliación dirigida por el arquitecto oscense Eduardo Cuello Oliván, sirviendo de nuevo culturalmente a la ciudad.

CASA PALACIO DE LOS CLAVER.- Frente al edificio de Correos y Telégrafos se encuentra este edificio hoy sede de la CAI, datada entre el S. XVII y XVIII, su portada restaurada es de piedra trabajada y con escudo en su dintel. Tiene estructura de cuatro plantas, la última de las cuales separada por una imposta del resto, es una galería adintelada, como un mirador con columnas de piedra con pedestales que soportan un buen alero volado.

Seguimos hasta las Cuatro Esquinas, división entre el Coso Alto y Bajo, y por éste llegamos a la Plaza de San Lorenzo donde se ubica la:

BASÍLICA DE SAN LORENZO.- Realizada entre 1608 y 1723 por Miguel Requondo,y la fachada por José Sofí ya en el Siglo XVIII, la actual iglesia fue un templo románico, ampliado en estilo gótico en el Siglo XIV como aún se ve en el atrio. Tiene planta de salón, con tres naves a la misma altura, con capillas laterales; los pilares cruciformes marcan los tramos; cubierta con bóvedas de lunetos. En 1723 se construyó la gran cúpula que cubre el crucero apoyada sobre pechinas. La fachada construída en ladrillo sobre zócalo de piedra, en tres cuerpos flanqueados por pilastras. La entrada principal, en el tramo central, sobre la que se eleva la prominente torre, compuesta por dos notables cuerpos, el superior con amplios vanos de medio punto. El pórtico de entrada posee arco de medio punto con una hornacina en su alto dedicada al patrón San Lorenzo. Las puertas laterales con hornacinas de S. Orencio y Sta. Paciencia.

Construída de 1608 a 1624, en estilo Barroco, le fue concedida la categoría de Basílica por el Papa León XIII en 1895. Es de destacar además, en su interior, el Retablo Mayor pictórico obra del Siglo XVII, cuyo tema central es el martirio de San Lorenzo y el de la Asunción de la Virgen. Bartolomé Vicente, artista de Zaragoza lo pintó en 1678 (autor asimismo del Retablo pictórico de la Capilla de los Santos Justo y Pastor en la iglesia de San Pedro el Viejo. Las pinturas de la Sacristía que datan de 1659, realizadas por L. Agüesca; y una docena de lienzos con escenas de la vida de San Lorenzo de 1633 realizados por el valenciano Antonio Bisquert.; y el Busto de San Lorenzo, escultura del Siglo XVI, de plata con incrustaciones de piedras preciosas, que posee una reliquia del Santo, y es sacado en procesión, ante el que bailan los danzantes en la fiesta del 10 de Agosto.

Y al final del Coso Bajo encontramos la última:

IGLESIA DE SANTO DOMINGO Y SAN MARTÍN.- Construida en estilo barroco de 1687 a 1695 por Antonio Falcón que la proyectó, un monje dominico valenciano, es de fábrica de ladrillo con planta de cruz latina, de cinco tramos, crucero y presbiterio, con capillas laterales comunicadas y galerías en lo alto. Cubierta con bóveda de cañón y lunetos, y el crucero con cúpula sobre pechinas rematada con linterna. Es de destacar la Capilla del Rosario, cruciforme, cubierta por cúpula y bóveda elíptica con lunetos. El interior de la misma está profusamente decorado a la manera barroca y es un conjunto de gran interés plástico, que exalta a la antigua Orden de Predicadores: Las pinturas murales señalan algunos símbolos dominicos y varios de los retablos y capillas con los santos de la Orden, Santo Domingo y Santo Tomás de Aquino. Además, las obras artísticas del Retablo Mayor de comienzos del XVIII, con la Asunción de la Virgen de Vicente Berdusán; el Retablo de San Martín en el crucero de la iglesia con un cuadro del Santo a caballo; la Capilla de la Piedad con un retablo de la misma¸la talla del Cristo del Perdón que se guarda aquí, obra de Pedro Nolivos, del S. XVIII, que es sacada en procesión el Viernes Santo.



E-Mail / Aviso legal / Textos: Asociación Obreros de San Pedro / Fotos: Fernando Alvira / Paneles de los Reyes de Aragón: GRAPHOS / Planimetrías: Javier Ibargüen y Ricardo Marco, Estudio Informativo, descriptivo y analítico del Conjunto de San Pedro el Viejo (Huesca) / Desarrollo Web: INPQ 2010